Quantcast
Hoy Los Angeles}
2:07 a.m., 4/25/2014 | 60°

Presentan nuevas demandas por abuso contra el distrito escolar de Los Ángeles

EFE | 12/5/2012, 3:54 p.m.
Presentan nuevas demandas por abuso contra el distrito escolar de Los Ángeles
Madres y estudiantes de la escuela Miramonte marchan en protesta luego del arresto de dos maestros del plantel por supuesto abuso de menores. | Agustín Durán

Los abogados que representan a 26 estudiantes de la Escuela Elemental Miramonte anunciaron hoy nuevas demandas contra el Distrito Escolar Educativo de Los Ángeles (LAUSD, en inglés) por abuso sexual por parte de profesores y negligencia.

Los denunciantes también están solicitando que LAUSD dé a conocer todos los reportes de abuso de profesores de Miramonte y de otros centros escolares.

"Como se están negando a darnos los documentos que hemos pedido, mis socios y yo decidimos ir a la Corte Superior y allí mismo presentar una demanda solicitándolos", explicó en entrevista con Efe la senadora (r) Martha Escutia, socia de The Senators Law Firm, uno de los bufetes demandantes.

Escutia señaló que, aunque es partidaria de un arreglo extrajudicial para evitar los costos económicos y emocionales de un proceso en el tribunal, su firma decidió buscar el apoyo de la corte "para promover la transparencia".

Según informó, ayer se presentaron cuatro demandas y, de acuerdo con los procesos establecidos, luego de un mes se podrá solicitar la presentación de documentos sobre otros casos de abuso en todo el LAUSD.

"Creemos que hay un gran problema en el distrito escolar: esto no ha ocurrido solamente en Miramonte, está ocurriendo también en otras escuelas y el público está ignorante de ello", afirmó la senadora.

El escándalo de abuso sexual contra estudiantes de Miramonte, de los cuales el 94 % son hispanos, se conoció luego de que el profesor Mark Berndt, de 61 años, fuera detenido el pasado 30 de enero acusado de tomar fotos de los alumnos, algunos vendados, con cucharas en su boca o con galletas untadas con una sustancia blanca.

Los investigadores encontraron en una papelera de su aula de clases una cuchara plástica similar a las de las fotos y que contenía semen del profesor, quien se encuentra preso bajo una fianza de 23 millones de dólares.

Otro profesor de Miramonte, Martin Springer, de 49 años, también fue acusado de tres cargos de los cuales se declaró no culpable, y está en libertad condicional, tras pagar una fianza de 300.000 dólares y debiendo utilizar un localizador electrónico.

La investigación encontró que Berndt había sido objeto de varias quejas de posible abuso, la primera de ellas en 1990, y se culpó al distrito de no haber actuado diligentemente.

El profesor fue suspendido en febrero de 2011, pero no se informó de la situación a los padres de familia. Luego de los casos de Miramonte se ha presentado cerca de una docena de investigaciones más en el distrito escolar angelino.

Una auditoría al LAUSD solicitada por el senador demócrata Ricardo Lara (D-33) reveló la semana pasada que existen 144 casos de denuncias que fueron reportadas a la Comisión de Credenciales de Maestros de California, al menos un año más tarde de haber sido presentadas.

En la rueda de prensa de hoy también estuvo presente John Manly, de la firma de abogados Manly & Stewart, quien destacó la importancia de que se sepa "quiénes son los maestros sobre los cuales se han presentado quejas" y que todavía trabajan en alguna escuela del distrito.

"No podemos seguir manteniendo a los padres en la ignorancia", agregó Escutia, señalando que la misma Comisión de Credenciales admitió a la auditoría que algunos casos "llegaron a ellos bastante tarde, hasta con tres años de atraso, cuando ya no podían hacer nada".

La abogada señaló que no se ha calculado ninguna suma económica como parte de las demandas, pero que, sin duda, estos casos tendrán un alto costo financiero para el distrito escolar.

"No se ha determinado nada específico sobre sumas y no se sabe cuáles van a ser las características para evaluar un caso", explicó Escutia. "Sin embargo el costo emocional de los niños ha sido muy alto y ya lo han sufrido", concluyó.