Quantcast
Hoy Los Angeles}
6:41 a.m., 7/25/2014 | 71°

Orgullosos de sus raíces


Tras recibir un premio nacional, los jóvenes integrantes de Mariachi Tesoro de San Fernando comparten su experiencia

Andrea Carrion | 12/5/2012, 3:35 p.m.
Orgullosos de sus raíces
Miembros de Mariachi Tesoro y Mariachi Tesoritos de San Fernando junto a sus instructores durante un ensayo en la escuela intermedia San Fernando. | Andrea Carrion

Primero los violines, siguen guitarrón y vihuela, y luego se unen las trompetas. La Navidad se acerca y la meta es perfeccionar el “Jingle Bells”. La banda Mariachi Tesoro de San Fernando está enfocada y más comprometida que nunca, especialmente luego de haber recibido el máximo reconocimiento del país de manos de la mismísima Primera Dama.

Como cada martes, este grupo -parte del programa Mariachi Master Apprentice de San Fernando- se reune en el campus de la Escuela intermedia San Fernando para ensayar. Pero en esta ocasión hay una motivación agregada gracias a su reciente visita a la Casa Blanca, en donde recibieron el Premio nacional al programa juvenil de arte y humanidades.

Mariachi Tesoro de San Fernando fue uno de los doce programas para la escuela que recibió este honor y el único grupo musical. Inicialmente postularon cerca de 300 programas de todo el país.

Según Sergio Alonso, profesor de música de la Preparatoria San Fernando y uno de los instructores del programa junto a Jesús Guzmán, Juan Jiménez, Jimmy Cuéllar, es del premio más importante que se entrega a programas para después de la escuela.

“Nuestra satisfacción es enorme. Toda la preparación que tiene uno en la vida no lo prepara para estar en este escenario. Fue super emocionante ver los ojos de los niños cuando entró [la primera dama] Michelle Obama”, dijo Alonso, quien además es músico en Mariachi Los Camperos del famoso Nati Cano.

Este programa comenzó en el 2001 gracias a una iniciativa de Cano y el Departamento de recreación y servicios comunitarios de la ciudad de San Fernando, dirigido por Virginia Diediker. En momentos donde estos programas son blanco de recortes presupuestales, éste brilla y crece.

“Hace diez años había como quince Mariachi juveniles regados por la ciudad de San Fernando y Virginia le platicaba de esto a Nati, pero a los muchachos les faltaba técnica y fue así que nació este experimento que buscaba conectar músicos profesionales con estudiantes”, agregó Alonso, quien trabaja con los Tesoros y también con la siguiente generación, los Mariachi Tesoritos.

A Washington DC fueron los 16 integrantes del Mariachi. La invitación de la Casa Blanca sólo consideraba a ocho músicos, así que el grupo tuvo que moverse para recaudar fondos vendiendo copias de su primer disco titulado Cantares de mi tierra. Al final fueron todos, pero sólo siete estuvieron en la ceremonia; Ernesto Lázaro, Stephanie Espinoza, Fabián Narez, Anthony Fino, Alejandro Ascencio, Crystal Barajas y César Zúñiga, además del instructor Sergio Alonso.

Más allá del traje

Como todo programa de esta naturaleza, el objetivo no sólo es limar el talento de sus integrantes sino también mantenerlos alejados de las tentaciones de la calle, especialmente en áreas consideradas “en riesgo”, como lo es esta zona del Valle de San Fernando. Los mismos chicos lo reconocen.

Ernesto Lázaro tiene 6 años en el programa. Él toca el violín y fue el encargado de recibir la placa (premio) de manos de la Primera Dama. En nuestra visita al ensayo, este estudiante de 17 años dijo que antes de Mariachi Tesoro su mente coqueteaba con actividades nada constructivas.