Quantcast
Hoy Los Angeles}
2:02 p.m., 9/1/2014 | 78°

Peña Nieto confirma que retirada de los militares será gradual


EFE | 12/4/2012, 2:18 p.m.
Peña Nieto confirma que retirada de los militares será gradual
El Ejército mexicano y de Estados Unidos llevarán a cabo durante una semana ejercicios tácticos de atención ante un desastre ocasionado por un huracán en la frontera de Tamaulipas con Texas. | Agencia Reforma

El nuevo presidente de México, Enrique Peña Nieto, afirmó hoy que los militares seguirán prestando labores de seguridad en el país, como "factor de estabilidad y confianza social", e indicó que su retirada a los cuarteles será gradual.

Desde fines del 2006 las Fuerzas Armadas mexicanas participan en la lucha contra los cárteles de la droga y otros grupos del crimen organizado, y ya en su campaña Peña Nieto anunció que seguirían temporalmente con ese papel si ganaba la Presidencia.

"En tanto se aplica la nueva política de Estado por la seguridad y la justicia, que permita su gradual regreso a los cuarteles, las Fuerzas Armadas continuarán con las labores de seguridad", señaló hoy Peña Nieto.

El gobernante, que asumió el poder el pasado sábado, hizo sus afirmaciones durante un desayuno que compartió con jefes castrenses en la sede del Colegio Militar, en la capital mexicaca, acompañado de otros representantes de su Gobierno.

"Bajo su mando, las Fuerza Armadas seguirán siendo factor de estabilidad y confianza social", agregó el mandatario en su mensaje a los jefes del Ejército y de la Marina.

La participación de los militares en la lucha contra el narcotráfico fue decidida por el anterior mandatario, Felipe Calderón, al considerar que los cuerpos policiales estaban desbordados o no preparados totalmente para ese combate.

Hay vastas áreas del país en donde las labores de seguridad están en manos del Ejército o de la Armada.

Recientemente, en la ciudad norteña de Monterrey, la tercera más importante del país, las autoridades decidieron disolver la policía municipal, muy desprestigiada por sus presuntos vínculos con narcotraficantes, y su misión fue asumida por un nuevo cuerpo seleccionado y entrenado por la Marina.

Peña Nieto instruyó a los jefes castrenses a "conducirse con absoluta lealtad" y dijo que los militares "deberán ser escrupulosamente respetuosos de los derechos humanos".

Organizaciones de derechos humanos denuncian frecuentemente violaciones a esos privilegios de parte de efectivos militares que participan en la lucha contra el narcotráfico.

En su toma de posesión, Peña Nieto prometió que el primer eje de su mandato será "lograr un México en paz" y dijo que las familias de este país se colocarán "en el centro de las políticas de seguridad".

"El Estado ha cedido importantes espacios. La inseguridad y la violencia han robado la paz y libertad de diversas comunidades del territorio nacional", señaló el sábado el nuevo gobernante.

La lucha contra el narcotráfico y las acciones del crimen organizado causaron durante la gestión de Calderón (2006-2012) más de 50.000 muertos, la mayoría por represalias entre grupos rivales.