Quantcast
Hoy Los Angeles}
12:27 p.m., 9/16/2014 | 84°

Manzano, de las dos banderas


El corredor que se hizo conocido por mostrar su doble nacionalidad quiere ser una inspiración para latinos

Eduard Cauich | 8/22/2012, 8:57 p.m.
Manzano, de las dos banderas

Leo Manzano tardó menos de cuatro minutos y 1,500 metros para lograr una hazaña este verano en Londres.

El guanajuatense, con un tiempo de 3:34.79, había conquistado en la capital londinense la medalla de plata en los 1,500m, sólo por detrás del argelino Taoufik Makhloufi (3:34.08), logrando de esta manera la primera medalla en esa categoría para los EE.UU. desde las Olimpiadas de México 1968.

Al final de la carrera, Manzano, nacido en Guanajuato, México, y que llegó a este país junto a su familia a los 4 años, cargado de emoción, sacó la bandera del equipo al que representaba, los EE.UU., y luego un aficionado le estiró otra bandera de México.

Manzano, quien dice estar muy orgulloso de sus raíces mexicanas, enseñó la bandera del país vecino durante la celebración, mientras decenas de fotógrafos imortalizaban esa imagen. Las fotos del mediofondista con las dos banderas no tardaron en circular alrededor del mundo.

“Corredor de EE.UU. gana medalla de plata y se la dedica a México”, decían algunos titulares en Internet.

Algunos columnistas, como Rubén Navarrette Jr., de CNN.com, dijeron que ver las fotos “les revolvió el estómago de molestia”, escribiendo que el gesto de Manzano había sido una falta de respeto a los EE.UU.

El deportista, nacido en Dolores Hidalgo, llegó a estos terrenos después de que su papá había ingresado de manera indocumentada a los mismos. Se hizo ciudadano de EE.UU. a los 18 años, mientras comenzaba a destacar en el deporte.

En la preparatoria compitió y todavía tiene el récord en los 1,500 metros. Recibió una beca para acudir a la Universidad de Texas, en donde siguió destacando hasta llegar al equipo olímpico de la nación.

“Yo amo a Estados Unidos y no lo cambiaría por nada. Pero también estoy orgulloso de mis raíces”, le repite Manzano a HOY durante una entrevista otorgada desde Londres.

Explica que la gente ha exagerado sobre el tema de las dos banderas y que el hecho fue algo espontáneo, aunque aclara que no se avergüenza de su origen.

“Yo tenía una bandera de EE.UU. conmigo cuando terminé la carrera. También había un aficionado que me dio la bandera de México”, explica, para contar que nunca recibió ninguna recriminación por parte de su equipo por sacar las dos banderas y que, al contrario, siempre obtuvo mucho apoyo.

Manzano lamenta que lo realizado haya provocado respuestas negativas y dice que quiere que su medalla de plata sea una inspiración para los niños y jóvenes latinos que corren en esa categoría, pues con sus 5 pies y 5 pulgadas de estatura, compitió ante los atletas más fuertes en el mundo.

“Me gustaría que los chavos le echaran muchísimas ganas; yo soy uno de los más chicos en el atletismo y logré la medalla de plata. Quiero que digan: ‘Si él puede, yo también puedo' '“, indica Manzano, quien compitió en Londres contra hombres de 6 -2 y 6-3 de estatura.

“Todo es posible en el deporte”, agrega el entrevistado con seguridad. Nos cuenta que comenzó en la disciplina cuando vivía en México y retaba a su abuelito Isaac a las carreras.