Quantcast
Hoy Los Angeles}
7:05 p.m., 9/2/2014 | 72°

Chimpanzee: la historia de un amor extraordinario


La nueva película de Disneynature presenta el padre adoptivo menos común y el hijo adoptivo más adorable

Andrea Carrion | 4/20/2012, 1:49 p.m.
Chimpanzee: la historia de un amor extraordinario
Óscar es el chimpancé que protagoniza esta historia, cuarta entrega de Disneynature. | Cortesía Disney

Los expertos en chimpancés estiman que la mitad de los simios de esta especie que nacen en estado salvaje mueren a los cinco años de edad. Ese pudo ser el caso de Óscar.

En marzo del 2008 los directores de cine Alastair Fothergill y Mark Linfield se sumergieron en la Selva Tai (The Tai Forest) ubicada en medio de la República de Costa de Marfil, país ubicado en la costa oeste de África. La idea era capturar de cerca la vida de los chimpancés y en el proceso se encontraron con una realidad extraordinaria que se estrena hoy en salas de cine del país.

photo

Mark Linfeld, director.

Al inicio, cuando se hizo el trabajo de campo, las noticias no fueron muy optimistas, pero cuando los realizadores pensaron que todo estaba perdido debido al inhóspito territorio y a la dificultad de acceso a esta especie de simios, esta producción de Disneynature se topó con un oasis poblado por un grupo de unos 30 chimpancés. Y luego de semanas y semanas de observación, se optó por rodar las cámaras y enfocar la historia en Freddy, Isha y el pequeño  Óscar, quien se convirtió en el protagonista de esta cinta documental narrada con mucha originalidad.

La hazaña tomó tres años y medio y cerca de 700 días de filmación. Equipos de máximo cuatro personas de la producción acompañadas de investigadores que conocen al grupo de chimpancés hace 30 años pasaron horas trepados en los árboles y aguantando climas extremos para poder registrar imágenes que pudieran contar una historia. En el proceso, los cineastas tuvieron que modificar sus hábitos por completo.

“Llevábamos nuestra propia comida porque no podíamos coger la comida de la selva ya que pertenece a los animales. Con el agua era más fácil por ser la selva. Hicimos una fuente, armamos duchas y bañarse ahí fue interesante”, comentó el director de la cinta Mark Linfield durante una entrevista con ¡BRAVO!

Pero el alimento no fue lo más incómodo. El chimpancé es una especie muy vulnerable a las enfermedades de los seres humanos, entonces los realizadores de la cinta debieron tener mucho cuidado incluso al momento de hacer sus necesidades.

“Íbamos ‘al baño’ en una bolsita y había que cargar con ella hasta el final del día que regresábamos al campamento. Incluso usábamos máscarillas”, comentó Linfeld.

Todo iba bien, hasta que ocurrió algo trágico y fue ahí donde nació la extraordinaria historia de “Chimpanzee”.

photo

Oscar y su mamá Isha.

El cuento comienza con Óscar y su madre Isha. Las cámaras capturan intensos momentos de intimidad entre ambos, como cuando ella le da de lactar a su cría, cuando le limpia su pelaje, cuando le enseña a romper el cascarón para comer la nuez o cuando lo guía hacia lugares seguros en las copas de los árboles para pasar la noche.

Lamentablemente, un ataque del grupo rival de chimpancés hiere y aisla a Isha de su grupo, hecho que resulta en su eventual muerte y en un pequeño Óscar completamente solo y vulnerable.

Ninguna de las otras madres querrá acogerlo, pero es aquí donde se da el hecho más asombroso de esta cinta. Luego de que Óscar se queda sin más opciones, juega su última carta y busca a Freddy, el líder del grupo, quien lo termina adoptando. Raramente los machos alfa se hacen cargo de una cría que queda huérfana y nunca antes esta situación había sido captada en cámara de cine. Ello hace de ésta una cinta única.