Quantcast
Hoy Los Angeles}
5:21 p.m., 8/20/2014 | 74°

McCourt fue al banco sonriendo


Apesar de las críticas, el ex dueño de los Dodgers fue un genio al concretar la venta del equipo en $2.15 billones

Redacción HOY | 4/2/2012, 7:06 p.m.
McCourt fue al banco sonriendo

Hace seis meses, muchos pensaban que Frank McCourt estaría saliendo una vez concretada la venta de los Dodgers con solamente una reputación estropeada.

El dueño estaba hundido en una deuda, la cual llevó al equipo a la bancarrota y tuvo que someterse a un acuerdo de divorcio con su esposa, Jamie, al acordar pagarle $131 millones de dólares.

Muchos expertos pensaron que McCourt tendría suerte al salir de la venta del equipo y su divorcio sin alguna deuda.

Pero eso era antes. Después de vender la semana pasada al equipo, McCourt debería tener en sus bolsillos, después de pagar todo lo que debía, con la mitad de los $2.15 mil millones de dólares ofrecidos por el grupo liderado por Magic Johnson y ahora dueño de los Dodgers.

Pero McCourt, ¿tuvo suerte o fue inteligente?

“Ambos”, dice Marc Ganis, un consejero en negocios deportivos con oficinas en Chicago. “Fue una combinación de tener suerte, inteligencia, estrategia y finalmente, buscar el grupo correcto que estaba dispuesto a pagar mucho más de lo que valía el equipo”, agregó.

Al final de los ocho años de McCourt como dueño de Dodgers, los angelinos fueron de protagonistas a simples animadores de la temporada regular.

Las Grandes Ligas acusaron a McCourt de utilizar $189 millones en ganancias del equipo para uso personal.

“Básicamente tomó el capital de $430 millones y lo convirtió en uno de $2.15 mil millones, echando a perder al equipo durante ocho años”, dijo Andrew Zimbalista, un profesor de economía de Smith College en Massachusetts, quien ha escrito muchos libros sobre negocios en el béisbol.

Un vistazo al pasado nos indica que McCourt, a pesar de todo, estuvo en el lugar correcto, en el momento correcto.

En 2004, encontró a un vendedor como Fox Entertainment Group. Sin muchas ofertas, McCourt se hizo dueño, aunque era financiado en su mayoría por deudas.

En ese entonces, el negocio de las cadenas deportivas regionales comenzaba a generar buenas ganancias al televisar deportes locales a los aficionados de la región y habían estado compitiendo y pagando mucho más por los derechos televisivos.

“La TV es claramente la respuesta”, dijo George Belch, co-fundador del programa de maestría de administración de empresas deportivas en San Diego State. “Si estás buscando una explicación, los contratos de televisión son los que importan”, expresó.

Al momento que McCourt fue forzado a vender a los Dodgers a fines del año pasado, después de pelear mucho con la MLB, el equipo ya estaba valorado en mil millones de dólares.