LOS ÁNGELES.- Choques entre automóviles y ciclistas en que el responsable huye de la escena han aumentado 42% desde 2002 en el condado Los Ángeles, pese a que la incidencia de esos accidentes se ha reducido.

El periódico Los Ángeles Times informó el sábado que entre 2002 y 2012 más de 5.600 ciclistas resultaron heridos y al menos 36 murieron en los choques.

El aumento es problemático ya que cada vez un mayor número de ciudades adopta el ciclismo y la cantidad de colisiones en las que el responsable abandona la escena se ha reducido en una tercera parte.

Durante los cinco años pasados la ciudad de Los Ángeles ha creado 192 kilómetros (120 millas) de carriles exclusivos para ciclistas.

Una quinta parte de los atropellamientos en los que el conductor huye ocurrieron en cinco ciudades: Long Beach, Santa Mónica, Los Ángeles, Van Nuys y North Hollywood.

El periódico informa que cerca de 80% de estos casos no se resuelve, lo que dificulta a las víctimas cobrar indemnización por gastos médicos.